top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarmen Cacho Gonzalez

Reutilizar nuestros residuos orgánicos ayuda a reducir el impacto medioambiental

Gracias al proceso de compost lo que iría a la basura sirve como abono para fertilizar el suelo

Compost, imagen de OXFAM Intermón
Carmen Cacho González 21|05|2023
Para lograr bajar el desperdicio alimentario o derrocar la creencia <<lo que no se come es basura>> llega el compost. Un método que permite cumplir con las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Increíble, pero cierto, algunos de los residuos que tiramos a la basura pueden ayudar a reducir el cambio climático si se utilizan de manera correcta: haciendo compost (tierra negra que se da después de la descomposición de desperdicios orgánicos o vegetales). Una excelente técnica ecológica que ayuda a aumentar la fertilidad del suelo para autoabastecerse como fertilizantes para huertos.

Los pasos para saber hacer compost, qué alimentos sí y cuáles no se van a aprender a partir de hoy. En el caso de que tú no tengas huerto esto también te interesa, pues tus desechos ya convertidos en esa tierra negra pueden ser vendidos a personas que lo quieran como abono. Por lo tanto, cumples con las 3R ayudando al medio ambiente y, además, ganas un dinero extra con lo que usualmente se tira a la basura. Una vez conoces que es el compost os dejo unos tips para utilizarlos de manera adecuada.

Compostera
Lo principal y más importante, tener una compostera. Esta se puede adquirir en tiendas de bricolaje o ferreterías. Las hay de materiales metálicos, plástico o maderas, pero también la puede hacer uno mismo, lo importante a la hora de crear la caja es que tenga aberturas en los laterales, arriba y abajo para que se esté aireando continuamente. La compostera tiene que estar en contacto directo con el suelo o hacerle una apertura lateral.
Compostera abertura lateral, imagen de Renovables verdes Compostera contacto suelo, imagen de Lombritec

Tipos de compost
Para que este compost se forme es primordial formar capas e ir intercalando entre materia seca o materia húmeda. Si se desea un fertilizante de mayor calidad es bueno echar lombrices en las capas húmedas, estas ayudan a la descomposición de la materia orgánica y mejoran la aireación gracias al aporte de hongos y bacterias. Lo mismo pasa con mezclas que ya se han comercializado para un aporte extra de encimas ayudando a que el proceso de descomposición se reduzca a la mitad. Es bueno dejar un contacto directo de los residuos con el suelo, así los insectos y microrganismos pueden acceder. Para facilitar la aireación en la primera capa es bueno poner ramas entre dos palos de madera intercalando entre horizontal y vertical. Es muy importante ir removiendo los residuos que están más abajo con los nuevos, pues si no se hace la parte de abajo se podría llegar a podrir. Al removerlo se acelera el proceso de fermentación y, además, se consigue un abono de mayor calidad.

Infografía tipos de copost, elaboración de Carmen Cacho González.

Infografía qué aporta al abono los residuos, elaboración de Carmen Cacho González.

Temperatura y tiempo
La temperatura y el tiempo de descomposición son otros factores para resaltar. Los residuos han de guardar cierta humedad, de no ser así no habría compost. La temperatura tiene que estar entre los 35 y 55 grados y su tiempo para la formación de compost oscila entre 3 y 4 meses y pasaría a estar listo como abono a los 5 o 6 meses.

Es importante que cada dos o tres semanas se vayan removiendo y vigilando los residuos, pues es esencial que ambas capas se mezclen y que la compostera guarde cierta humedad. Para saber si la tiene o no simplemente se comprueba con el olfato. Cuando los residuos están muy húmedos huele a podrido, para paliarlo basta con dejar airear. Cuando hay un exceso de materia húmeda huele a amoniaco. Para arreglarlo se pueden echar hojas secas, serrín. Si sucede todo lo contrario y está seco con añadir un poco de agua o materia húmeda se compensa.

Una vez los residuos se han ido añadiendo y cuidando a los 5 o 6 meses ya estarían como abono. Por lo tanto, desde la abertura lateral de la compostera, anteriormente se comentó que debía de tenerla, se puede ir extrayendo el abono. Para identificar que ya se puede usar como fertilizante para plantas o huertos su color tiene que ser marrón y con cierta humedad.

Gracias a estos tips podrás hacer de tu huerto un lugar más sostenible y ecológico el cual ofrecerá frutas y hortalizas con mayores sustancias nutritivas.

Beneficios
Hacer compost son todo ventajas para nuestra salud y nuestro planeta. Cumplir con las 3R permite que el suelo al fertilizar con el compost mejore la capacidad de retención de agua, potencia los nutrientes, evita la erosión y reduce los metales pesados. No solo son mejoras para el suelo, sino también para nuestra salud aportando mayores nutrientes a los alimentos. Además, ayuda a reducir las plagas e infecciones en los huertos, a la vez que este método ecológico potencia la sostenibilidad del planeta y en nuestra cocina. Por último, pero no menos importante, proporciona, también, un ahorro económico.

Una vez sabes realizar compost y todos los beneficios que engloba tengo que confesaros algo: nosotros no somos quienes realmente elaboramos el compost, sino los insectos, gusanos o microorganismos. Nosotros juntamos los residuos necesarios y ellos trabajan.




Comments


bottom of page