top of page
Buscar
  • Foto del escritorGustavo Villalba Lorenzo

La erótica de la alcachofa.

A diferencia de la margarita, la bella Alcachofa siempre me dirá que sí.

La erótica de la alcachofa es el resultado de un viaje a la profundidad de los sentidos. Es una incursión al interior de la belleza, al descubrimiento de la pureza vestida de seda, al desnudo lento y sensual que hace de las apariencias una máscara totalmente innecesaria.

Quizás la menos apreciada como flor representa en el ideario de mi corazón la sensitiva insinuación de lo escondido, el prescindible adorno para quien te susurra con humildad palabras visuales y tentaciones de sutil explorador.

Siempre me ha gustado deshojar sus verdes pétalos y llegar con devotas caricias, capa a capa, al deleite de su presencia más íntima. Como en la vida lo auténtico se esconde bajo capas de superfluas convenciones, la Alcachofa muestra su elegancia y su alma solo a quien se atreve a ir más allá de lo superficial.

Adoro la transición del verde al blanco en la boca, lenta, llena de valiente sabor, de pacientes juegos de “me quiere o no me quiere”… pero a diferencia de la margarita, la bella Alcachofa siempre me dirá que sí.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page