top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarmen Cacho Gonzalez

Científicos crean una albóndiga de carne de mamut

Un animal extinto hace casi 4000 años podría servir de ejemplo para una revolución gastronómica donde la sostenibilidad en la cocina es la única cabida

Carne de mamut, imagen extraída El País

Carmen Cacho|24-04-2023

Increíble pero cierto, ya está sobre la Tierra la primera albóndiga creada en un laboratorio con ADN de un animal extinto. La empresa australiana Vow ha sido la encargada de presentar su increíble avance científico en el museo de ciencias NEMO de Ámsterdam.

La albóndiga únicamente ha sido presentada al público como insurrección, hito científico, enlace y aporte a la gastronomía sostenible. Aún no es apta para el consumo, antes se tiene que investigar si una proteína de hace casi 4000 años puede ser perjudicial o no para nuestro sistema inmunológico, afirman científicos. Lo que sí tienen claro es el porqué de crear carne de un animal extinto, “"Escogimos la carne de mamut lanudo porque es un símbolo de pérdida, extinguido por los cambios climáticos anteriores", dijo a la AFP Tim Noakesmith, cofundador de Vow.

La gastronomía sostenible es la única dieta que tiene cabida hoy día para dejar a las futuras generaciones un planeta menos contaminado y más saludable. Parece que hablar de la relación que tiene lo que se pone en el plato con el cambio climático es irracional, pero todo lo contrario. Las industrias cárnicas emiten un total de 14,5% de gases de efecto invernadero (más que el total del transporte mundial junto), afirma la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Es decir, el sector cárnico es una de las causas más invasivas para el planeta. Con estos resultados no se dice que se deje de comer carne, sino que su consumo ha de ser más controlado y nuestra dieta debe de tener más verduras y frutas.

El camino lo estamos marcando nosotros: "Nos enfrentamos a un destino similar si no hacemos las cosas de forma distinta, como cambiar las prácticas de la agricultura a gran escala y nuestra forma de comer", admite Tim Noakesmith.

La empresa afirma que tan solo con unas cuantas células puede convertirlo en proteína cárnica sostenible, además, admiten que esta es la mejor manera para ofrecer mejores alimentos a la población. “Cultivamos la combinación perfecta de células por su capacidad de autorrenovación y por su sabor, textura y aromas ideales", sentencia Tim Noakesmith.

La carne de mamut no será la única que se exponga a estos estudios científicos. Vow se plantea crear diferentes proteínas de animales para así reducir el número de seres sacrificados y, a la misma vez, bajar el porcentaje de efecto invernadero emitido por el sector cárnico. Tanta es el involucración de la empresa australiana que para este año tiene previsto presentar en Singapur carne de codorniz japonesa, especie en peligro de extinción por la presión cinegética, la alteración de los hábitats y la proliferación de la agricultura intensiva. Vow junto investigadores australianos han colaborado para crear la sorprendente carne de mamut a partir de secuencia de ADN de la mioglobina del mamut, que proporciona el sabor a la carne, y rellenando huecos con ADN de elefante, la secuencia se unió a células madre de oveja para cultivar la carne de mamut.

Vow lucha por una gastronomía más sostenible desde su campo de especialización, pero hay que tener en cuenta que nuestros hábitos han de cambiar. Somos lo que comemos, por ello, nuestra dieta tiene que variar hasta consumir más producto de proximidad y de temporada.

Comments


bottom of page